Han aparecido modelos meteorológicos que anuncian que el tifón Hagibis podría afectar tanto el sábado como el domingo a la pista de Suzuka.

No es un fenómeno que suceda cada año, pero a la vez tampoco es la primera vez que la Fórmula 1 se tiene que enfrentar a una situación de este calibre ante la celebración del Gran Premio de Japón. En 2004 el tifón Ma-On provocó que las sesiones de clasificación se tuvieran que disputar en domingo, mientras que en 2014 el tifón Phanfome no alteró a los horarios pero sí al desarrollo de la prueba, que se disputó bajo pista mojada y que finalmente acabó antes de tiempo debido al accidente fatal sufrido por Jules Bianchi.

Según el meteorólogo Steffen Dietz, que ya estuvo trabajando previamente para la Fórmula 1 y que actualmente está realizando un seguimiento del tifón Hagibis, puede ser que dicho tifón se sitúe justamente sobre las costas de Nagoya (donde se encuentra el circuito de Suzuka) entre el sábado y el domingo.

En caso de que las predicciones se cumplan, se prevé que se produzcan rachas de viento de unos 150km/h aproximadamente y precipitaciones de más de 200mm, lo que podría comprometer seriamente el desarrollo del GP.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.

Holler Box