Finlandia coronó al Skoda Fabi R5 Evo en el WRC 2 Pro por delante del Ford Fiesta R5 MK2, que no ha tenido un estreno brillante en el Mundial.

Skoda y Ford han liderado la renovación de la categoría R5 y han sido muchas las expectativas que había sobre la nueva generación del Fabia y el Fiesta, que ya dan sus primeros pasos. Los checos han sido los primeros en llevar su nueva critura a los tramos y, desde los primeros kilómetros, han demostrado que la esencia ganadora de la anterior versión sigue dando pasos, algo que no ha ocurrido para los Malcolm Wilson en el Rally de Finlandia.

Las duplas formadas por Kalle Rovanpera/Jonne Halttunen y por Eric Camilli/Benjamin Veillas han tenido mucha presión este fin de semana en el norte de Europa, no por la lucha en por el campeonato si no por sus monturas. Por primera vez, y con uno de los escenarios más especiales del Mundial de Rallyes, Skoda y Ford se plantaban frente a frente en el WRC 2 Pro con sus últimas creaciones, con la diferencia de que la marca del Grupo VAG ya contaba con la experiencia, y las victorias, de Portugal e Italia.

Ya desde el shakedown, Kalle Rovanpera dejó claro que estaba en casa y que no se iba a amedrentar ante la llegada de un nuevo rival. La joven promesa completó una primera etapa perfecta apuntándose las once primeras especiales para poner más de dos minutos de ventaja en la general en la categoría WRC 2 Pro frente a Eric Camilli. El francés pronto se deshizo del otro rival en Skoda, el también finés Eerik Pietarinen (que sufría un accidente) pero se mostró incapaz de seguir el ritmo del líder del campeonato.

Kalle Rovanpera no dio su brazo a torcer durante las dos etapas restantes y a golpe de scratchs poco a poco fue ganando ventaja para terminar el sábado con cuatro minutos y catorce segundos a su favor y cerrar la prueba, en la mañana del domingo, con cuatro tramos más que le auparon hasta una nueva victoria en el WRC 2 Pro rozando los cinco minutos con Eric Camilli.

Aunque el apartado reservado para equipos oficiales no ha sido el único punto fuerte de Skoda. La firma checa también ha reinado en el WRC 2 con el Nikolay Gryazin, a los mandos de un Fabia de primera generación. Pero el Evo también ha dejado su sello en los bosques de Finlandia y Pierre-Louis Loubet se apuntó siete scratchs frente a cero de Takamoto Katsuta, que arrancaba una rueda del Fiesta R5 MK2 en el décimo segundo tramo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.

Holler Box