Óscar Freire regresará a los rallyes con la cita de Sarón, en la que tendrá su primera toma de contacto con el Citroën C3 N5 de RMC Motorsport, con apoyo de Blendio.

El ciclista Óscar Freire le ha cogido gusto a las cuatro ruedas y la disciplina de los rallyes, en la que debutó hace tres temporada. El tres veces ganador del Mundial de Ciclismo ha ido creciendo en ritmo a los mandos de un coche de carreras y este año dará un gran salto en su carrera, dejando atrás el Kia pro-cee'd GT N3 para ponerse a los mandos de un Citroën C3 N5 de RMC Motorsport, con apoyo de Blendio y MMR Bikes.

Desde sus primeros pasos con un coche de carreras, el conglomerado cántabro ha sido su gran aval económico a través de los concesionarios de la firma Kia. Freire arrancó su andadura como piloto en el Rallye de Santander de 2016, logrando la décimo novena posición dentro del Campeonato de España y la quinta en el apartado autonómico. Comenzaba así un camino que le llevaría al Princesa de Asturias y el Rally de Cóbreces ese mismo año; siendo 2017 una temporada empañada por los abandonos mientras que el año pasado tan sólo pudo estar presente en el Rallye de Santander con el Kia y, por primera vez, con la Escudería Blendio.

Para la recta final de esta temporada, Óscar Freire se enfrentará a un gran reto como es el de dar el salto a las cuatro ruedas motrices. El de Torrelavega iniciará su programa de carreras en el Rallye de Sarón a los mandos de un Citroën C3 de la categoría N5, fabricado y gestionado por el equipo de Roberto Méndez. Un modelo con el que se preparará para completar el periplo cántabro del Nacional de Asfalto con las citas de Oviedo, Llanes y Santander, tal y como ha confirmado está misma tarde a los micrófonos de Radio Marca Asturias. Nuevo coche y nuevo compañero de viaje, ya que será Cándido Carrera quien se sentará a la derecha del Citroën con el objetivo de seguir mejorando en el apartado de las notas. Todo ello bajo el respaldo del Grupo Blendio y de la empresa MMR Bikes, tal y como se podrá ver en la carrocería del C3 en la presentación de este viernes.

La empresa de Emilio Criado pasará así a contar con tres unidades dentro de la categoría N5, ya que Alfredo Tamés no sólo se sumará Freire si no que Ángel Paniceres reanudará su programa con un nuevo Kia Río. Aunque no son sus únicas apuestas y aún está pendiente conocer el futuro del Ford Fiesta R5 de Llanes Racing Services, con quienes mantiene un acuerdo de patrocinio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar