Max Verstappen puede decir, por fin, que ha conseguido una pole en la Fórmula 1. El piloto holandés ha conseguido colarse por delante de los Mercedes en la clasificación del Gran Premio de Hungría, lo que supone su primera pole position en la Fórmula 1, pese a sumar ya unas cuantas victorias. Además, Honda también puede decir, por fin, que han motorizado al coche más rápido en una clasificación de la era híbrida.

Valtteri Bottas y Lewis Hamilton han terminado justo por detrás del Red Bull, aunque con sensaciones diferentes. 18 milésimas han privado a Bottas de una nueva pole, pero Hamilton ha terminado mucho más atrás. El inglés no se termina de encontrar cómodo desde hace algunas carreras, y lo demuestran sus resultados.

Los Ferrari han estado en otra división hoy. Los italianos no han tenido el ritmo necesario para luchar por la pole en ningún momento. Charles Leclerc ha sido más rápido que Sebastian Vettel, pese a que el monegasco rompió su parte trasera en la Q1 tras trompear y chocar contra el muro.

Y luego está la liga de Gasly, que es una liga aparte. 9 décimas le ha metido hoy Verstappen a su compañero de equipo, que de nuevo ha terminado más cerca de un McLaren que de los de arriba. La escudería inglesa confirma que es la cuarta escudería del Mundial pese a que el circuito era, sobre el papel, de los peores para ellos. Lando Norris ha terminado por delante de Carlos Sainz y saldrá 7º frente a la 8º posición del madrileño. El inglés ha estado volando durante todo el fin de semana mientras que el madrileño no ha estado cómodo. No obstante, mañana en carrera esperan sumar un buen botín de puntos.

La Q3 la han cerrado Romain Grosjean y Kimi Räikkönen. Sus posiciones, 9º y 10º respectivamente, contrasta con las de sus compañeros de equipo: Giovinazzi 14º (además se enfrenta a una investigación por obstaculizar a Stroll en Q1 y seguramente sea sancionado) y Magnussen 15º. Hülkenberg y los Toro Rosso han sido quienes se han quedado a las puertas de la Q3, pero a la hora de la verdad no han tenido el ritmo necesario.

Los Renault siguen de capa caída y sin meterse en la Q3. Además, Ricciardo ha protagonizado el incidente tonto del día, al caer en la Q3 debido a una lucha con Sergio Pérez en la curva previa a afrontar la última vuelta lanzada de Q1. Ambos han caído en Q1 por esto.

La Q1 nos ha dejado por un momento al ilusión de que un Williams, el Williams de George Russel, se colase en Q2. El joven piloto inglés ha firmado un gran 16º puesto, desde el que saldrá mañana. Pilotos como Sergio Pérez, Daniel Ricciardo y Lance Stroll (que de nuevo cae e la Q1) verán mañana el alerón trasero del Williams en la parrilla de salida.

Salvo que los Ferrari mejoren en carrera, mañana tendremos un duelo entre Verstappen y los Mercedes por la victoria. No obstante, llevamos tres carreras locas seguidas y nada impide que esta sea la cuarta, así que tendremos que esperar para ver que nos depara el Gran Premio de Hungría.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.

Holler Box