Ricciardo en el Gran Premio de China

Daniel Ricciardo ha comenzado este año un nuevo camino en Renault, dejando la que siempre había sido su casa en la Fórmula 1: Red Bull. Un cambio que para Daniel no está siendo fácil: ha pasado de luchar por los podios a luchar por la Q3. En China consiguió su mejor actuación con la marca francesa: un séptimo puesto en una carrera complicada.

Esto es algo que el australiano ya sabía que iba a pasar, pero esto es algo que no le preocupa. El de Perth hace una comparación de su situación con la de algunos delanteros de fútbol: "En la F1 pasa como en el fútbol. A veces pasa que un delantero consigue un hattrick y después, en los siguientes dos partidos, no marca. Pero una o dos semanas antes era el rey. Cuando estás en el nivel más alto de cualquier deporte, la gente siempre espera que estés en ese nivel todos los días". No obstante, no es algo que preocupe al australiano: "No me enfada, lo entiendo".

Ricciardo y Karembeu jugando al fútbol

Ricciardo se muestra tranquilo, consciente de que las victorias tardarán en llegar: "Lo principal es que sé lo que tengo que hacer. No me he olvidado cómo pilotar. Ha pasado mucho tiempo desde que estuve en el podio. A veces sólo se necesita un poco de paciencia".

Ricciardo y el fútbol, viejos conocidos

En su anterior época en Red Bull, la marca austríaca nos dejó un gracioso vídeo donde sus dos pilotos por entonces, Ricciardo y Verstappen, se enfrentaban en una serie de retos futbolísticos. El resultado del reto fue claro: los dos pilotos deberán seguir dedicándose a esto de los coches.

Red Bull supo explotar al máximo la faceta divertida de uno de los pilotos más carismáticos de la parrilla. Queda por ver si Renault es capaz de hacerlo y brindarnos momentos como este.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar