Al igual que en Australia, no tienen más objetivo que llevar el coche entero al pasar la bandera a cuadros. Sus pilotos han recibido orden de no atacar pianos por la escasez de piezas de repuesto.

Así llegan los pilotos a Bahréin

Ambos pilotos llegan en los últimos puestos del campeonato después de haber terminado la carrera de Albert Park en las dos últimas posiciones y con más de una vuelta perdida. Poco se puede esperar de dos pilotos talentosos cuando el equipo les ha pedido que este fin de semana no ataquen los pianos para no dañar el coche.

Kubica llega a Bahréin en una semana en la que el campeón del mundo Jacques Villeneuve ha dicho "no es bueno para la F1 que un discapacitado participe". Antes de esas declaraciones del expiloto canadiense, Robert había dicho que no se arrepentía de volver y que sabía que sería difícil su regreso.

Russell, como piloto debutante, tiene el objetivo de acumular la mayor experiencia posible en pista para adaptarse cuanto antes a la Fórmula 1. Su objetivo como empleado de Williams es llevar el coche entero. Más no se le puede pedir.

Así llega Williams a Bahréin

La situación de Williams es de evidente escasez. La velocidad y las piezas de repuesto escasean, por eso no atacarán pianos. En Australia fueron sin duda el coche más lento pero su falta de ritmo no es peligrosa porque ambos pilotos consiguieron marcas de tiempo que estaban dentro del 107%. Todavía se están sobreponiendo de la excedencia por motivos personales de su director técnico (Paddy Lowe) y necesitarán dos o tres meses para reparar las deficiencias de su coche.

Expectativas de Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web de Williams

Dave Robson (ingeniero de carrera)

"Después de la carrera inaugural de la temporada 2019 en Melbourne, nos dirigimos a una pista más convencional para la segunda carrera. El circuito de Sakhir es una desafiante combinación de cuatro rectas espaciadas de manera uniforme y exigentes secuencias de curvas, incluyendo la chicane de alta velocidad en las curvas 5, 6 y 7, y la horquilla en la octava curva. La clasificación y la carrera se desarrollan en condiciones más frescas, a pesar de que el circuito es tradicionalmente muy duro para los neumáticos traseros, con una amenaza constante de sobrecalentamiento. Para 2019, Pirelli ha traído el más duro de sus compuestos disponibles, lo que ofrecerá desafíos adicionales tanto para los pilotos como para los ingenieros. Queremos aprovechar el aprendizaje de Australia para maximizar el rendimiento del coche actual y al mismo tiempo seguir investigando las áreas más fructíferas para el desarrollo futuro del coche. Ambos pilotos están familiarizados con el Circuito Internacional de Bahréin, con Robert corriendo allí en 2010 y subiendo al podio en 2008. George compitió aquí el año pasado en la carrera inaugural de su temporada de Fórmula 2 de la FIA".

Robert Kubica

"Bahréin es una pista muy diferente a la de Australia, por lo que nos enfrentaremos a nuevos retos, como el aumento de la temperatura y el trazado. Hay algunas cosas que descubrir, pero conozco muy bien la pista. Es un circuito de frenar y acelerar, por lo que el coche tiene que ser muy estable al frenar y tener una buena tracción. Tengo buenos recuerdos de Bahréin, ya que conseguí mi primera y única pole en 2008, así que estoy deseando que llegue. Puede hacer mucho calor, por lo que los neumáticos serán un tema importante a entender y cómo lidiar con ellos de la mejor manera posible, así que veremos cómo lo hacemos".

George Russell

"Estoy emocionado por ir a Bahréin, ya que es un circuito que me gusta mucho. Estoy deseando volver a pilotar un coche de F1 para mi segundo Gran Premio. Las carreras en Bahréin son duras, ya que se trata de un circuito muy agresivo, con un alto desgaste de los neumáticos y temperaturas que suponen un gran estrés para los coches. En general, estoy preparado para el desafío y ansioso por volver a ocupar el asiento".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar