La Isla de Córcega ha sorprendido a los equipos del WRC con un climatología que poco tiene que ver a lo que estamos acostumbrados: fuertes vientos y nieve.

Han pasado ya dos meses desde que el Rallye de MonteCarlo abrió la temporada en las carreteras de los Alpes, pero la nieve parece que se resiste a abandonar el calendario del Mundial de Rallyes. Los equipos han comenzado hoy los reconocimientos para el Tour de Corse, los cuales han estado marcados por un asfalto muy resbaladizo; mientras que el viento hacía estragos en las asistencias. Se espera que esta situación remita en los próximos días.

La nieve de Suecia, los saltos de Finlandia, el cambio de superficie de España o los pasos de agua de Argentina son algunos de los tópicos del Mundial de Rallyes. Pero a esta lista habrá que sumarle una nueva característica en relación al Tour de Corse, donde la nieve ha sido la gran protagonista en este arranque de semana.

Tras disputar las citas de MonteCarlo, Suecia y México, el Mundial se desplazará este fin de semana hasta la isla francesa, que en las últimas jornadas están siendo azotada por un temporal. Una situación climatológica que está dejando unas temperaturas que apenas están alcanzando los siete grados durante el día y unas noches gélidas por debajo de los cero. Cóctel que ha provocado que hoy los participantes se hayan encontrado nieve en las zonas altas de la isla durante los reconocimientos, complicando el trascurso de la caravana y la toma de notas.

Aunque las carreteras no han sido el único punto problemático y las asistencias también ha sufrido la ira del clima. Los equipos han amanecido hoy con un parque totalmente arrasado por el viento, con las estructuras en el suelo y las lonas arrancadas. Por fortuna no se ha tenido que lamentar ningún daño humano y los destrozos se limitan al material desplazado a Córcega.

El Tour de Corse arrancará en la jornada del jueves con la celebración del shakedown y el viernes con la primera etapa, jornadas para las que se espera que esta situación haya remitido. Según los pronósticos no se esperan precipitaciones hasta la semana que viene y las temperaturas deberían empezar a repuntar desde mañana mismo, rozando los veinte grados el fin de semana.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar