Esta semana hemos conocido que el pr√≥ximo fin de semana, en Bahrein, tendremos una “nueva” escuder√≠a. O mejor dicho, una escuder√≠a con un nombre nuevo. Se trata, nada m√°s y nada menos, que de Ferrari. La escuder√≠a italiana pasar√° a llamarse Scuderia Ferrari Mission Winnow.

La escudería italiana se registró con este nombre en el Mundial del 2019. Pero ante el inicio de la temporada en Australia, se quitó del nombre de la escudería su patrocinio: Mission Winnow. Los juristas australianos abrieron una investigación sobre la escudería para ver si este patrocinio infringía sus leyes contra la publicidad del tabaco. Ante un escenario incierto, Ferrari decidió cambiar su nombre para el inicio del campeonato por Scuderia Ferrari, a secas. Asimismo, quitaron los logos de Mission Winnow de su monoplaza en la primera cita del campeonato.

La publicidad del tabaco est√° prohibida en Europa desde el 2006

¬ŅY qu√© es Mission Winnow? Es una campa√Īa creada por Philip Morris, la compa√Ī√≠a matriz de la tabacalera Malboro. El objetivo oficial de esta campa√Īa es mostrar al mundo c√≥mo la empresa est√° fuertemente ligada a la tecnolog√≠a y a los avances en ciencia para darnos a todos un futuro mejor. Sin embargo, para muchos, solo es una campa√Īa de lavado de imagen de la compa√Ī√≠a, intentando desligarse de su producto estrella: el tabaco.

Hay que recordar que la publicidad del tabaco est√° prohibida en muchos pa√≠ses, sobretodo en la Uni√≥n Europea. Cuando entra la prohibici√≥n en vigor, all√° por el 2006, grandes cantidades de dinero se fueron de la F√≥rmula 1. West (en McLaren), Mild Seven (en Renault) o British American Tobaco (en BAR-Honda) dejaron a sus equipos sin los millones de euros que aportaban para buscarse otros lugares d√≥nde anunciarse. Sin embargo, Philip Morris sigui√≥ en Ferrari, aportando una cifra cercana a los 40 millones de euros anuales. ¬ŅPara qu√©, si no pueden mostrar su logo en los monoplazas rojos? Por tanto, la sospecha siempre ha estado sobre esta asociaci√≥n, creyendo algunos que los Ferrari anuncian de forma subliminal a Malboro en algunas de sus pegatinas.

Llevamos a√Īos con esta pol√©mica. De vez en cuando surgen dudas sobre alguna pegatina del Ferrari y la prensa entretiene a los aficionados con eso en los per√≠odos donde no hay carreras. Pero esto no es un debate menor. Estamos hablando del comercio de un droga legal: el tabaco.

Un debate con vidas en juego

El tabaco mata. Ya lo dicen las cajetillas. Pero tambi√©n los n√ļmeros. En su informe del 2018, la OMS (Organizaci√≥n Mundial de la Salud), informa que el tabaco mata hasta a la mitad de sus consumidores. Cada a√Īo, 7 millones de personas mueren en el mundo debido a los efectos del tabaco. Aproximadamente la poblaci√≥n de Catalu√Īa o la comunidad de Madrid cada a√Īo. Adem√°s, casi un mill√≥n muere sin ser consumidor directo, sino fumador pasivo.

N√ļmeros, que muchos aficionados ni conocen y la mayor√≠a de los que lo conocen no dan mucha importancia. Esos n√ļmeros te empiezan a molestar cuando el que ha muerto por el consumo del tabaco es tu hijo o tu padre. Y Ferrari y Philip Morris (obviamente en el caso de este √ļltimo) ignoran estos n√ļmeros para su propio beneficio. Poderoso caballero es don Dinero.

La OMS tambi√©n habla acerca de la publicidad y el tabaco. Su tesis es que la prohibici√≥n de las campa√Īas publicitarias de los cigarrillos podr√≠a reducir el consumo entre un 7% y un 16%, con la consiguiente reducci√≥n de muertes anuales. Australia act√ļa correctamente no deja a Ferrari publicitar Mission Winnow. Una campa√Īa de lavado de imagen de una empresa que cada a√Īo juega con las vidas de millones de personas. Philip Morris suministra una droga que provoca graves problemas en su cuerpo y una dependencia de ella brutal.

Así que, la próxima vez que escuchéis una polémica entre Ferrari y Malboro, recordad lo que hay detrás: drogas y muerte. Puede sonar dramático, pero es así. Tenemos que empezar a tomarnos este asunto en serio y que no sea parte del folclore de la Fórmula 1, sino un problema real.

1 pensamiento sobre “Lo de Ferrari y Mission Winnow no es solo una pegatina en el coche

  1. Hay un poco de doble moral en este asunto. Las casas de apuestas financian a los equipos de f√ļtbol y est√°m arruinando a una generaci√≥n entera de juventud ludopatizada. Por otra parte, la contaminaci√≥n ambiental mata todav√≠a m√°s que el tabaco por la poluci√≥n generada por los autom√≥viles en las grandes ciudades, y pocos deportes hay m√°s contaminantes que la F1.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar