Tras un mal 2018 y unos de test de pretemporda poco reveladores, Toro Rosso afronta con optimismo la primera carrera del año, pero con la incógnita de no conocer su potencial real.

Así llegan los pilotos a Australia

Daniil Kvyat: El piloto ruso vuelve a debutar con la escudería que le introdujo en la Fórmula 1 tras un año de descanso. En su tercera etapa en el equipo, quiere demostrar que tiene cavidad en la parrilla dejando atrás lo malo de sus pasadas temporadas. En los test de pretemporada Kvyat se mostró optimista y comprometido con el equipo. La experiencia de Daniil le sitúan como el principal piloto de los de Faenza, lo que acarrea una mayor responsabilidad.

Alexander Albon: El piloto tailandés de nacionalidad británica debutara oficialmente en Australia a los mandos de un F1. Tras un 2018 en el que fue tercero en la F2 luchando con pilotos como Lando Norris, Toro Rosso ha confiado en el para esta temporada. En los test de pretemporada tuvo su primer contacto con un F1 y el joven piloto se mostró satisfecho y asegura estar preparado para la carrera de Australia.

Así llega Toro Rosso a Australia

La temporada 2018 no fue nada positiva para el equipo de Faenza. Tan solo el desastroso año de Williams les salvó de ser últimos. Este año afrontan el mundial con dos pilotos nuevos y muchos cambios importantes en la estructura del equipo. Uno de sus principales baluartes en el desarrollo del monoplaza en los últimos años, James Key, ha dejado la escudería rumbo a Mclaren. El rendimiento del motor Honda sigue siendo una incógnita pese a la experiencia al igual que el rendimiento de sus dos nuevos pilotos. La carrera de Australia empezará a despejar todas las dudas y veremos si Toro Rosso tiene el potencial para mejorar la actuación de la pasada temporada.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de www.formula1.com

Daniil Kvyat

“Creo que hemos hecho un muy buen trabajo durante los test y hemos completado muchas vueltas. Hemos hecho nuestra tarea en los test, que es lo más importante, cada vez que estaba en pista parecía que estábamos en buena forma. Exactamente cómo de bien, sólo el tiempo lo dirá. Era la primera vez que trabajaba con Honda en los test y funcionó sin problemas. Trabajan muy duro, pero en cuanto al rendimiento, tendremos que esperar a las primeras carreras para ver dónde estamos.

En cuanto a estar de vuelta con Toro Rosso, la actitud del equipo es muy positiva. Veo a todos trabajando duro y de una manera bien enfocada, por lo que ahora debemos mantenerlo así en las carreras. Estamos en el camino correcto. Estoy deseando que llegue la primera carrera de la temporada. Será genial para mí volver a Melbourne, especialmente después de un año de descanso. Estoy muy emocionado, he estado esperando este momento mucho tiempo, pero debemos concentrarnos en nuestro trabajo en lugar de pensar en la emoción de la primera carrera.

Melbourne es una pista muy técnica y tiene una gran variedad de curvas. También está muy bacheado, lo que es una buena prueba para el coche. Es complicado, debes estar alerta en esta pista, ya que requiere un alto nivel de concentración. Cuando logras juntar una buena vuelta, siempre sienta muy bien. Si tuviera que elegir una sección, sería la chicane de alta velocidad. Con estos coches actuales será muy agradable conducir. En cuanto a las curvas más lentas, debes ser limpio, preciso y acertar. En resumen: ¡Nos preparamos bien en los test y ahora vamos a Melbourne!”

Alexander Albon:

“Después de las sesiones en Barcelona, ​​no puedo esperar para llegar a Melbourne a mi primera carrera de F1. Antes de que comenzaran los test, había algunos nervios previos y tenía muchas ganas de saber si sería capaz de aprender sobre el coche lo suficientemente rápido y estar cómodo con él. Después de mis cuatro días, creo que Toro Rosso y yo podemos estar felices con cómo fue. Para mi primera prueba con un coche de Fórmula 1, el coche me pareció realmente impresionante. Tu mente no puede entender realmente lo rápido que es hasta que lo conduces.

Los coches están en un nivel diferente al que he conducido anteriormente. El primer día, a pesar de todo el entrenamiento que había hecho, sufrí un poco en los músculos de mi cuello, pero mejoraba cada vez que pilotaba el coche porque tu cuerpo se adapta. Para el dia dos, comencé a sentir que entendía bien qué hacer en el coche para ser rápido, pero fue sólo en el último día de test cuando comencé a sentirme cómodo al límite. Mi equipo ha sido de gran ayuda, también porque Toro Rosso tiene mucha experiencia ayudando a pilotos novatos. Son muy abiertos y saben con qué sufren los novatos. Me pareció relativamente sencillo trabajar con mis ingenieros de carrera, ya que me ayudaron a acelerar lo más rápido posible.

Mi única experiencia en Albert Park es en el simulador. Es un circuito lleno de baches, por lo que entender los baches y los pianos es importante ya que, para ser rápido, necesitas saber exactamente dónde colocar el coche. También tendré que acostumbrarme a la evolución de la pista desde Libres 1 hasta clasificación, ya que el circuito no se usa durante el año.

Además de conducir el coche, tendré que acostumbrarme al ritmo acelerado de un fin de semana de carreras, particularmente en la clasificación, por lo que me complació poder simular eso en mi último día de test. Sólo tendré que experimentarlo de verdad una vez que lleguemos a Melbourne”.

Fuente: www.formula1.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar