La escudería Ferrari se presenta en Melbourne como el gran favorito para todos a llevarse el Mundial de Constructores. La presión, para todos, marcará esta temporada para los italianos.

Así llegan los pilotos a Australia

Sebastian Vettel. El piloto alemán afronta su quinto año en la escudería alemana, y quizás su año con más presión. En el 2018, Vettel cometió varios errores de bulto que le alejaron del Mundial y a Ferrari de Mercedes. Incluso, en varios momentos de la temporada, Kimi Räikkönen fue mejor que su compañero de equipo. Y este año, a su lado, la gran promesa tifosi: Charles Leclerc. Por lo tanto, año muy complicado para Vettel, que llega con toda la presión de cuatro años sin conseguir el Mundial y con la gran esperanza de Ferrari sentado al otro lado del box. Y, quizás, si Vettel a mitad de temporada ha tenido un rendimiento decepcionante, Fernando Alonso sea otra de sus preocupaciones.

Charles Leclerc. Pocos pilotos han empezado su segundo año en la Fórmula 1 en la escudería icónica de este deporte. Y ese será el caso de Charles Leclerc. Después de un gran primer año, Ferrari decidió apostar fuerte e ir contra su naturaleza conservadora. Se despidieron fríamente de un frío Kimi y ficharon a Leclerc. Quedará por ver su papel este año, ya que sería una pena que un talento de su nivel se quedará a la sombra de Vettel. Esperanza e incertidumbre para Leclerc, que seguramente se lleve los focos durante gran parte de la temporada.

Así llega Ferrari a Australia

Si Vettel va a tener presión, Ferrari se lleva la palma en este aspecto. Van a hacer 11 años desde que Ferrari ganó su último Mundial de Constructores y 12 desde que ganó el último Mundial de Pilotos a manos de Kimi Räikkönen. Desde entonces, fracasos y malas decisiones, malos coches y gente que ha entrado y ha salido. El último que ha entrado es Mattia Binotto y el que ha salido para hacerle hueco es Maurizio Arrivabene. Se una a la larga lista de jefes de equipos echados a la basura por Ferrari.

Otro año más, parten con el que parece el mejor coche. No obstante, el año pasado ganaron en Australia, en la primer carrera del año. En los entrenamientos de pretemporada han sido el coche más rápido y el más ilusionante. Los que han estado en la pista dicen que su paso por curva es suavísimo. Desconocemos cuánto se ha guardado Mercedes, pero está claro que el Ferrari va fuerte. Queda por saber cuánto le aguantará el tirón, porque ya es costumbre que se desinfle en verano, o incluso antes.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de formula1.ferrari.com

Sebastian Vettel

"Creo que Melbourne es el lugar perfecto para empezar el campeonato. Hay una atmósfera agradable y la gente es acogedora y agradable. Sin embargo, el circuito en sí es muy inusual y hay que sintonizar con la pista: hay que recordar las líneas con precisión y no siempre es fácil detectar el punto de frenada y, además, la superficie de la pista suele ser irregular. Pero a los pilotos nos gusta y si nos preguntaran si queremos que lo reasfalten, probablemente diríamos que no, porque eso es lo que lo hace único. Tengo grandes recuerdos de esta pista. Por supuesto, los mejores son los de las dos últimas temporadas, ya que hemos ganado las dos veces, pero también tengo buenos recuerdos de mi primer podio con Ferrari en 2015 aquí, en mi debut con la Scuderia".

Charles Leclerc

"Obviamente esta será una carrera muy especial para mí, ya que será mi debut con Ferrari y eso hará que este gran premio australiano sea único. Ya tengo buenos recuerdos de Melbourne, porque Albert Park fue donde debuté en la Fórmula 1 el año pasado. Estoy contento con la forma en que han ido las pruebas y no puedo esperar a salir a la pista, ya que es en el fin de semana de carreras cuando tenemos que cosechar las recompensas por todo el trabajo invernal, consiguiendo un buen resultado. La pista es inusual, porque es un circuito urbano, pero con las características de una pista permanente, con amplias zonas de escapatorias y velocidades razonablemente altas. Es agradable venir a Melbourne, ya que la ciudad y la gente son especiales. Se puede sentir que Australia tiene una cultura diferente y el ambiente es muy agradable".

Mattia Binotto

"La carrera que marca el inicio de la temporada es siempre significativa, y este año aún más porque la Scuderia Ferrari celebra su 90º aniversario en 2019. Estamos muy contentos de tener un par de pilotos extraordinarios como Sebastian y Charles. Después de las pruebas de invierno, todo el equipo quiere salir a la pista para competir con rivales que sabemos que son muy, muy fuertes. Estamos entrando en la primera de una larga serie de etapas, y nuestra tarea es intentar causar problemas a rivales que demostraron ser más fuertes el año pasado. Será una temporada exigente. Es importante empezar bien, conscientes de que nos esperan 21 rondas de igual importancia. El campeonato termina en diciembre, por lo que cada punto puede ser valioso".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar