Sebastien Ogier ha resistido a la criba del Rally de México y consigue su segunda victoria con Citroën Racing, la quinta en la cita latinoamericana.

El Rally de México no ha defraudado y ha sido un auténtico infierno para los participantes del Mundial de Rallyes, hasta el punto de que sólo quince coches lograron llegar a meta. Unas circunstancias en las que Sebastien Ogier volvió a demostrar porque es el referente en el campeonato tirando de fiabilidad y velocidad, llevándose no sólo la victoria si no también los cinco puntos del Power Stage. Mal fin de semana para el equipo Hyundai Motorsport y primera victoria para Benito Guerra en el WRC 2.

La tercera cita de la temporada arrancó con polémica en las calle de Guanajuato, donde tenían que anular la primera especial debido a un fallo de fabricación en uno de los saltos ubicados en las calles de la ciudad mexicana. Un problemas que incluso llegó a poner en riesgo a los espectadores con el salto de Esapekka Lappi, que caía desequilibrado y tuvo que tirar de manos para mantener el Citroën C3 WRC en las trazada. Este salto fue determinante para que los comisarios tomaran la decisión final.

Ya en la jornada del viernes, Teemu Suninen fue el primero en vérselas con la crueldad de México, abandonando la pruebas tras un fuerte impacto que los mecánicos de M-Sport no pudieron reparar. Mientras que por arriba eran los pilotos de Hyundai y Sebastien Ogier quienes marcaban el ritmo, liderados por un Andreas Mikkelsen que se convertía en la sorpresa del primer bucle. Aunque poco duró la alegría para los de Adamo, que poco a poco fueron cayendo a lo largo de la tarde, con el abandono de Dani Sordo por un fallo en el alternador en el foco de todas las miradas. Hyundai sigue sin poder hacer del i20 Coupé WRC un coche resistente, un problemas que llevan arrastrando varios años. Errores y averías de las que se iba beneficiando Sebastien Ogier, que pasaba a liderar la prueba en el conocido tramo de El Chocolate.

El sábado llegó la reacción de Toyota con un Kris Meeke desatado en Guanajuatito, marcando el mejor tiempo y arrebatándole la primera posición a Ogier. Pero la "suerte del campeón" volvió a salir a la luz y en el siguiente tramo comenzó el calvario para Meeke, primero con un pinchazo y luego con un problemas mecánico. Además en el primer tramo del día llegaba el abandono de Esapekka Lappi debido a una salida de pista, que además obligó a neutralizar el tramo porque el C3 WRC bloqueaba parte del camino. Tanak y Latvala, junto a Neuville, tomaron el testigo y lucharon de tú a tú con Ogier en los tramos de la tarde, aunque poco había que hacer ya en la general.

La prueba se completó con especiales en la mañana del domingo, siendo al última la que otorgó los puntos del Wolf Power Stage. Ott Tanak fue el gran dominador de los dos primeros tramos pero Sebastien Ogier se guardaba un as bajo la manga y en Las Minas dio una auténtica lección: el campeón siempre quiere más. Con el rallye ganado, el piloto de Citroën Racing se lanzó a por todas y logró el mejor tiempo con sólo una décimas de diferencia con Kris Meeke; Neuville, Sordo y Lappi completaron los tres mejores cronos y el reparto de puntos.

Sebastien Ogier consigue así su segunda victoria en la que va de temporada e iguala los resultados de Kris Meeke con el Citroën C3 WRC, con dos victorias cada uno. El podio lo completaron Ott Tanak y un Elfyn Evans que revivió las esperanzas de M-Sport, a quienes les está constando encontrar el rumbo tras la salida del francés. Thierry Neuville finalmente logró una cuarta posición que sabe a poco para Hyundai, que vio como se le escapaba la victoria en la jornada del viernes. Mientras que dentro de la categoría WRC 2 la victoria fue para Benito Guerra, que incluso logró llevar su Skoda Fabia R5 hasta la sexta posición de la general; Pieniążek aguantó y se llevó la victoria en WRC 2 Pro.

Esta victoria, la quinta de Ogier en México, le permite recortar distancias con Ott Tanak y dejar la diferencia en cuatro puntos, superando a Thierry Neuville en seis. Por su parte, Toyota consigue mantener el liderato en el apartado de marcas con un total de 86 puntos, ocho más que Citroën, nueve más que Hyundai y superando a M-Sport en más de cuarenta. La siguiente cita del Mundial de Rallyes será el Tour de Corse, el campeonato regresa a Europa con las carreteras de la isla mediterránea.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar