1. El piloto madrileño, que comenzará su quinta temporada en la F1, debutará dentro de dos semanas en Australia con McLaren. Carlos se siente confiado en su nuevo monoplaza, pero admite que queda mucho trabajo por hacer aún.

Viernes 1 de marzo, aeropuerto del El Prat en Barcelona. Carlos Sainz espera para embarcar en un avión que le lleve a Londres. De ahí, camino directo a Woking con el objetivo de analizar todos los datos recopilados durante estas 8 jornadas en Montmeló. Y es que, para el piloto madrileño, esta temporada es muy especial. No sólo porque debuta en la segunda escudería más laureada de la F1, sino porque, además, lo hace en calidad de líder y referente de la misma. Sus cuatro temporadas en el gran circo, y el hecho de compartir garaje con el debutante Lando Norris, hará que sea Sainz quien, como líder, deba marcar los ritmos y desarrollos de los próximos dos años en McLaren.

Esta vez, se podría decir, ha sido una pretemporada dentro de lo habitual en los ingleses. Cierto es que han tenido los típicos problemas que se suelen dar en estas pruebas (problemas de los cuales ningún equipo, por cierto, se ha librado). Pero en Woking han sido capaces de realizar 874 pasos por meta e, incluso, liderar la tabla de tiempos durante dos sesiones. Aunque el equipo no está para podios ni victorias, sí se respira un mayor optimismo, lo que invita a trabajar con aun más dedicación.

Ahora, en la sede de Reino Unido, toca analizar toda la información recopilada estos días para llegar lo mejor preparados para el Gran Premio de Australia, por lo que los deberes aun no han sido entregados al profesor para que este los corrija. “Siempre es bueno ir a Australia terminando el test con satisfacción, habiendo realizado muchos kilómetros, el día que más en mis cuatro jornadas de test. También pude terminar mi primera simulación de carrera sin ningún problema, e hice tandas con más rendimiento por la mañana que fueron muy útiles para comprender mejor el funcionamiento del coche”, comenta Carlos a través del comunicado oficial emitido por McLaren.

“Ahora volveré a la fábrica para hacer un trabajo final con el equipo y que podamos sentirnos totalmente preparados para la primera carrera. Nos hemos centrado en nuestra propia preparación y en nuestras prestaciones, así que es imposible saber exactamente cómo estamos en comparación con nuestros rivales. Gracias al equipo por su duro trabajo en estas dos semanas, ahora estamos deseando que comience la temporada de verdad”, finalizó el madrileño.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.

Holler Box