El piloto de Racing Point ha confesado que su estreno con el nuevo RP19 ha sido "mejor de lo esperado". "Nuestras predicciones decían que iba a ser un inicio mucho peor, pero cuando me subí al monoplaza la sensación cambió", explicó.

Con ocho temporadas en la máxima categoría del automovilismo el mexicano Sergio Pérez afronta uno de los retos más estimulantes de su trayectoria: su primer año en la renovada Force India -denominada ahora SportPesa Racing Point F1 Team. Aire nuevo para un equipo que aspira a convertirse en la cuarta fuerza de la parrilla. Con la llegada de Lawrence Stroll y los nuevos patrocinadores la estructura encuentra así la oportunidad definitiva para estar, por fin, en el liderazgo de la zona media.

Si bien es cierto que el arranque de pretemporada 2019 no fue especialmente positivo en términos de rendimiento, Sergio Pérez ha declarado que las sensaciones con el monoplaza son buenas. De hecho, "mejores de lo esperado". La segunda semana de test permitirá observar si realmente su ritmo es tan alentador como él mismo refleja. Por el momento, el equipo Racing Point se sitúa a la cola del grupo en la tabla de kilómetros completados (248 vueltas) sólo por delante de Williams. Sergio Pérez concluyó la primera semana de test con 97 giros en su casillero (únicamente por delante de Pietro Fittipaldi, Robert Kubica y George Russell).

Sergio Pérez:

“Para Melbourne vamos a tener una mejora importante. Estoy contento. Al final no pudimos tener el kilometraje que esperábamos pero la sensación con el coche es positiva. Tuvimos algunos problemas con algunos chequeos, pero ese tipo de problemas son comunes. Esto supone un nuevo inicio, una nueva era con el nuevo equipo y estoy seguro de que va a ser súper exitosa. Estoy contento, pero tenemos mucho trabajo por hacer en los próximos días.

Estos coches son muy similares a los que teníamos al final del año pasado. Este año ha cambiado la construcción de los neumáticos y creo que la degradación va a ser interesante. Ahora hemos rodado con unas temperaturas muy bajas en pista y cuando volvamos en mayo a Barcelona tendremos unas condiciones totalmente distintas. Pasa mucho cuando vamos a Melbourne, donde se necesita un balance totalmente distinto. Tenemos que identificar los problemas del coche para saber qué nos puede servir y qué no.

Este año estamos súper ilusionados. Estoy contento porque nuestras predicciones nos decían que iba a ser un inicio mucho peor, pero cuando me subí al monoplaza la sensación cambió. Estamos contentos porque sabemos que vamos a mejorar mucho de aquí a la primera carrera, aunque la competencia es muy dura. En muy pocas décimas estamos gran parte del grupo.

Estoy muy ilusionado con la base que tenemos a día de hoy y creo que todavía vamos a mejorar. Sería decepcionante si no estamos dentro de los diez primeros en Australia. La competencia es muy dura, pero creo que tenemos las capacidades. Ahora vienen días importantes en nuestra preparación para tener el mejor inicio del año posible”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar