Nico H√ľlkenberg ha sido mejor que Carlos Sainz a pesar de la buena temporada del espa√Īol en su corta experiencia en Renault. Sin embargo, algunos periodistas han enga√Īado a sus lectores con mentiras y excusas para no admitir la superioridad del piloto alem√°n. En este amplio reportaje conoceremos una moda extendida en el periodismo espa√Īol.

En Espa√Īa abundan los periodistas y aficionados que defienden a los espa√Īoles aunque no tengan argumentos. El objetivo, m√°s que curioso evitable, es proteger a los nuestros como si fueran los mejores (en ocasiones, que no siempre, lo son). Esta costumbre, que se manifiesta en los medios de comunicaci√≥n, tiene un fin concreto pero perjudicial para un oficio en crisis y lleno de incertidumbre como es el periodismo. Esta profesi√≥n ha perdido la credibilidad que antes atesoraba confundiendo rumores con noticias y, lo que es peor, dejando de lado a la sociedad en una b√ļsqueda constante de la rentabilidad.

Hay periodistas que son expertos en defender lo espa√Īol. No les importa mentir aunque eso vaya en contra de la profesi√≥n, porque lo que buscan es manipular, no informar. Y esto, como dec√≠a anteriormente, perjudica a una profesi√≥n ya desgastada por la mentira. Ni pueden ni quieren aceptar que los espa√Īoles son peores que sus rivales, a pesar de que la realidad expone con suficientes argumentos que esto es as√≠. No pasa nada por contar la verdad, aunque esa no sea la que t√ļ quieres escuchar.

En este reportaje tratar√© ampliamente el trato de algunos periodistas al duelo entre Nico H√ľlkenberg y Carlos Sainz. El alem√°n ha sido el vencedor de esta batalla entre compa√Īeros de equipo en la primera experiencia del espa√Īol con Renault. Es cierto, hay que decirlo, que Carlos llegaba al equipo en desventaja por su menor experiencia en el monoplaza de la marca francesa. Aun as√≠, ha superado en varias ocasiones a un piloto de un enorme talento y ha realizado una fant√°stica temporada antes de marcharse a un nuevo desaf√≠o a√ļn m√°s dif√≠cil, como ser√° su reci√©n comenzada etapa en McLaren.

No estoy en contra ni odio a Carlos Sainz, ya que he reconocido (y volver√© a reconocer m√°s adelante), que su primera temporada completa en Renault ha sido fant√°stica, pero no mejor que la de H√ľlkenberg. Sin embargo, y como veremos en este reportaje, varios periodistas espa√Īoles han querido vender, a base de excusas y mentiras comprobables, que el rendimiento de ambos pilotos ha sido perjudicado por varios factores. Lo han hecho en televisi√≥n, en los medios de comunicaci√≥n y en redes sociales, para ganarse el favor de una audiencia que, por suerte, no ha cre√≠do parte de estas informaciones malintencionados.

Basta de introducciones. Comencemos.

Mónaco como punto de partida

Nos situamos en la vuelta 55 del Gran Premio de M√≥naco. H√ľlkenberg, con neum√°ticos nuevos, estaba pegado a Sainz, que montaba desde casi 40 vueltas antes un neum√°tico ultrablando m√°s que desgastado. Carlos ocupaba una meritoria octava posici√≥n, con el alem√°n noveno y Max Verstappen pegado a los dos coches amarillos. Tras conocer que el equipo hab√≠a pedido al espa√Īol que dejase pasar a su compa√Īero de equipo, Antonio Lobato, Pedro de la Rosa y Toni Cuquerella tuvieron esta interesante conversaci√≥n.

Lobato: ‚ÄúLe est√°n diciendo a Carlos que deje pasar a H√ľlkenberg‚ÄĚ.

Cuquerella: ‚ÄúNo‚Ķ‚ÄĚ

De la Rosa: ‚ÄúNo estoy de acuerdo. Esto es M√≥naco‚ÄĚ.

Cuquerella: ‚ÄúYo tampoco. No porque sea Carlos, entendedme, sino porque llevan una estrategia diferente. Es verdad que los dos de detr√°s (H√ľlkenberg y Verstappen) vienen con el hiperblando, son coches m√°s r√°pidos, pero as√≠ son las carreras aqu√≠‚ÄĚ.

De la Rosa: ‚ÄúS√≠, pero esto es M√≥naco y por eso est√°s ah√≠. Pero el problema de Carlos es que si deja pasar a H√ľlkenberg le pasa Verstappen tambi√©n‚ÄĚ.

Cuquerella: ‚ÄúExacto. Veo un error de decisi√≥n de equipo, y no es porque sea Carlos. (‚Ķ). Lo siento, esto es M√≥naco‚ÄĚ.

De la Rosa: ‚ÄúTotalmente‚ÄĚ.

El espa√Īol dej√≥ pasar a su compa√Īero de equipo justo despu√©s de Santa Devota, y en esa misma vuelta H√ľlkenberg le meti√≥ cuatro segundos a Sainz. Como es obvio, hab√≠a una diferencia m√°s que notable entre el rendimiento de ambos coches por culpa de los neum√°ticos. Pensando en el futuro, veremos si Lobato, Cuquerella y De la Rosa opinan lo mismo si esta temporada, en M√≥naco, Lando Norris est√° por delante de Sainz con un neum√°tico m√°s viejo y el equipo McLaren le pide por radio que deje pasar al espa√Īol.

I. ‚ÄúOcon no es mejor piloto que Sainz‚ÄĚ

Viajemos ahora a la prensa deportiva espa√Īola, y concretamente al diario MARCA. All√≠, Marco Canseco se ha pasado gran parte de la temporada defendiendo al piloto de casa e infravalorando a un Nico H√ľlkenberg que ha sido mejor que Carlos Sainz. Incluso, por √©l, naci√≥ este hilo en el que recopil√© de agosto a noviembre las incontables alabanzas a lo nuestro, lo espa√Īol, eso que nos venden como lo mejor cuando no siempre lo es. Pero m√°s all√° de esto, comencemos a analizar esta constante manipulaci√≥n.

Uno de los mayores problemas del periodismo es la mezcla de g√©neros. La informaci√≥n comparte espacio con la opini√≥n, sin diferencias de ning√ļn tipo. Esto confunde al lector, que se encuentra con la opini√≥n del autor en un texto que, al parecer, es informativo. El 23 de julio de 2018, en la semana previa al GP de Hungr√≠a, Marco Canseco cometi√≥ un error al mezclar la informaci√≥n de la posible salida de Sainz de Renault con una opini√≥n sobre Esteban Ocon, el que durante unos d√≠as parec√≠a que iba a ser su sustituto.

‚ÄúOcon no es mejor piloto que Sainz y en Renault podr√°n comprobarlo si finalmente lo fichan. La pol√≠tica est√° jugando a su favor, pero ese viento se suele sostener durante poco tiempo en la F1‚ÄĚ.

La frase destacada, una opini√≥n pura del autor, refleja algo que no sabemos. Esteban y Carlos no han compartido, todav√≠a, equipo. Por tanto, es innecesario afirmar que uno es mejor que el otro. Sin embargo, esa mencionada defensa de lo espa√Īol lleva a Canseco a escribir algo que, en el periodismo informativo, no tiene ning√ļn sentido.

Adem√°s, en otro de los p√°rrafos, Canseco explica alguno de los problemas de Sainz en su primera temporada completa en Renault. ‚ÄúEn su contra han jugado un grupo de ingenieros muy inexperto en F1, en contraposici√≥n a H√ľlkenberg, que le ha hecho perder muchos puntos en estrategia al espa√Īol en lo que va de a√Īo. Tantos como para poder estar por delante del alem√°n a estas alturas del a√Īo‚ÄĚ, explica el autor de la mencionada pieza. Esta excusa se repetir√≠a en los meses siguientes. 

II. La manipulaci√≥n para defender lo espa√Īol

Peor es lo que este mismo autor escribi√≥ semanas despu√©s. En los primeros libres del GP de B√©lgica, Marco Canseco quiso manipular a los lectores de MARCA con un p√°rrafo carente de informaci√≥n ver√≠dica. De nuevo, mezcla informaci√≥n con opini√≥n, pero con el objetivo de crear una imagen equivocada de la lucha entre los dos compa√Īeros.

‚ÄúEl objetivo del madrile√Īo es superar a su compa√Īero de aqu√≠ a final de a√Īo, antes de irse a McLaren en 2019, algo que est√° a su alcance si no se ceban las aver√≠as con √©l, como ha sucedido en la primera mitad de la temporada‚ÄĚ.

La manipulaci√≥n est√° en la frase que he destacado en negrita. Cuando lo le√≠, yo sab√≠a perfectamente que el piloto alem√°n hab√≠a tenido m√°s problemas que el espa√Īol. Pero aun as√≠ quise comprobarlo haciendo uso de una tradicional comparativa (mi compa√Īera Beatriz Cubero escribi√≥ esta comparativa a mitad de la temporada 2018 en la que se incluyen todos los equipos).

En clasificaci√≥n, H√ľlkenberg superaba por 7 a 4 a Sainz tras doce GP disputados (no tengo en cuenta los problemas mec√°nicos). En Azerbaiy√°n, el alem√°n tuvo que cambiar la caja de cambios (sali√≥ 14¬ļ en lugar de 9¬ļ) y en Espa√Īa, un problema en el sistema de combustible le impidi√≥ pasar de la Q1. Sainz no tuvo ning√ļn problema mec√°nico.

En carrera, H√ľlkenberg superaba por 6 a 3 a Sainz tras doce GP disputados (de nuevo, no tengo en cuenta los abandonos por problemas mec√°nicos). El alem√°n abandon√≥ en Azerbaiy√°n tras perder el control del coche y tocar el muro; en Espa√Īa, envuelto en ese accidente con Romain Grosjean en la primera vuelta y en Austria por un problema en el turbo. Sainz, como he anticipado ah√≠ arriba, solo sufri√≥ un abandono tras tocarse con el Haas de Grosjean en Gran Breta√Īa. Aunque no abandon√≥, hay que decir que el espa√Īol sufri√≥ un problema en el GP de Francia que le hizo perder dos posiciones en las √ļltimas vueltas de la carrera (pas√≥ de sexto a octavo). Aun as√≠, acab√≥ por delante de Nico.

Los datos son claros y no dejan lugar a dudas: en la primera mitad de la temporada, el alem√°n fue mejor que Sainz y tuvo m√°s problemas que el espa√Īol. Sin embargo, Marco Canseco, sin veracidad alguna, dijo que hab√≠a pasado lo contrario. Curiosa forma esta de hacer periodismo, pensar√©is. Por supuesto, no ha pedido disculpas. Tampoco es que nadie las esperara.

III. Los factores externos

La b√ļsqueda de excusas es constante en una sociedad como la nuestra. A veces, solo para no querer reconocer la verdad, buscamos en nuestro interior algo que nos permita evadir nuestra responsabilidad o la de otros. Eso ha ocurrido constantemente con Sainz. Al parecer, un grupo de ingenieros inexperto perjudic√≥ la estrategia del espa√Īol en varias ocasiones (no siempre, como es obvio y como algunos han querido vender). Y, para no faltar a la cita, m√°s tarde apareci√≥ la excusa de la diferencia entre los coches del espa√Īol y del alem√°n. La cr√≥nica de Marco Canseco de la clasificaci√≥n del GP de M√©xico es un buen ejemplo.

‚ÄúSainz partir√° octavo, tras una enconada lucha con su compa√Īero Nico H√ľlkenberg, que ha encontrado en la calificaci√≥n esas d√©cimas que le faltaban el resto del fin de semana. Resulta extra√Īo que el espa√Īol se adapte mejor al trazado en las √ļltimas citas, que mantenga firme a ‚ÄėHulk‚Äô en cada sesi√≥n y que luego se le abra un muro cuando llega la calificaci√≥n‚ÄĚ.

‚ÄúNo entiendo c√≥mo el coche ha cambiado tanto de una a otra sesi√≥n. Ya no funcionaba igual‚ÄĚ, ha comentado Carlos. A buen entendedor, pocas palabras. Siempre es mejor demostrar desde el equipo que se han quedado con el bueno y que el que se va es algo m√°s lento, aunque no sea cierto, como en este caso‚ÄĚ.

Cuesta pensar que Renault, un equipo que ha luchado durante toda la temporada para acabar en una merecida cuarta posici√≥n del Mundial de Constructores, perjudique a uno de sus pilotos. Cuesta, adem√°s, creer en esta excusa al mirar el n√ļmero de problemas mec√°nicos que ha sufrido cada piloto. Si miramos de nuevo las estad√≠sticas, vemos que H√ľlkenberg se vio obligado a abandonar en tres ocasiones (Austria, Jap√≥n y Brasil) por problemas mec√°nicos, mientras que Sainz solo lo hizo en una ocasi√≥n (M√©xico).

Regreso a Movistar F1

En la vuelta 33 del GP de Estados Unidos, Antonio Lobato pronunci√≥ la siguiente frase: ‚ÄúMe dicen que H√ľlkenberg est√° pidiendo por radio al equipo que paren a Carlos‚ÄĚ. En ese momento, el espa√Īol estaba a cuatro segundos del alem√°n, por lo que no representaba ning√ļn peligro real ni mucho menos de adelantamiento. Ese mensaje no se escuch√≥ en la retransmisi√≥n y, como coment√≥ al d√≠a siguiente V√≠ctor Abad, tampoco aparec√≠a en la habitual publicaci√≥n de la FOM sobre las radios de la carrera.

Incluso, medios como El Confidencial escribieron sobre esta información no contrastada

Relacionado con esto, y siguiendo con la televisi√≥n, Antonio Lobato y Crist√≥bal Rosaleny debatieron durante los primeros libres del GP de Brasil sobre esta lucha. Seg√ļn Lobato, los dos pilotos de Renault hab√≠an luchado en clasificaci√≥n en una ‚Äúrelativa igualdad de condiciones‚ÄĚ. Mencionan, de nuevo, el grupo de ingenieros ‚Äúinexperto‚ÄĚ de Sainz y hablan de los datos de clasificaci√≥n y carrera sin tener en cuenta los problemas o abandonos.

Medias verdades para defender lo nuestro

En la clasificaci√≥n del GP de Canad√°, Romain Grosjean no pudo ni salir de boxes por la rotura de su motor. En las clasificaciones de Alemania, Italia o Jap√≥n, Daniel Ricciardo no sali√≥ a disputar la Q2 porque acumulaba varias posiciones de sanci√≥n. Pero, a lo que voy. ¬ŅPerdieron ambos su duelo con sus compa√Īeros de equipo en esas clasificaciones donde no pudieron salir a pista? No, porque ni Grosjean ni Ricciardo pudieron luchar en igualdad de condiciones con Magnussen y Verstappen. Esto, tan f√°cil como no contar los problemas mec√°nicos, es tenido en cuenta por la mayor√≠a de los medios.

Lo habitual es que los medios tengan en cuenta los problemas que ha sufrido cada piloto a la hora de realizar las tradicionales comparativas. Es, simplemente, porque no quieren hacer las cosas bien. Carlos Miquel es un buen ejemplo de ello. Tras la clasificaci√≥n del GP de Jap√≥n, public√≥ el siguiente tuit, en el que defend√≠a que Sainz ya estaba ‚Äú9 a 8‚ÄĚ en clasificaci√≥n.

Miquel, como otros tantos periodistas (se me viene a la cabeza Miguel Portillo o Crist√≥bal Rosaleny), no tiene en cuenta los problemas de los dos pilotos de Renault (como hemos visto, m√°s para el alem√°n que para el espa√Īol). Adem√°s, Miquel no volvi√≥ a comparar en esa misma red social los resultados en clasificaci√≥n de los dos pilotos de Renault. Quiz√° porque H√ľlkenberg super√≥ en las cuatro √ļltimas a Sainz.

Por otro lado, el fichaje de Sainz por McLaren ha hecho que varios periodistas no tarden en comparar su adaptación al coche con la de Lando Norris. El ejemplo nos lo trae Cristóbal Rosaleny.

Es cierto que el brit√°nico acumula muchos m√°s kil√≥metros que el espa√Īol en el que ser√° su equipo en 2019, pero mientras que Carlos lleva en la F√≥rmula 1 desde 2015 (2019 ser√° su quinta temporada), el imberbe Norris disputar√° su primera temporada completa a partir de marzo. Es, como dec√≠a, contar medias verdades para defender lo nuestro.

Defender lo espa√Īol no es, para nada, obligatorio. Sin embargo, algunos periodistas de este pa√≠s prefieren manipular a la audiencia antes que ofrecer una informaci√≥n fidedigna. Han querido vender que Sainz ha quedado detr√°s de H√ľlkenberg por culpa del equipo. El perjudicado, como ya es habitual, es doble: por un lado, el aficionado, enga√Īado en ocasiones por las mentiras de los quiz√° mal llamados periodistas y, c√≥mo no, la imagen del periodismo, da√Īada por este tipo de informaciones.

En menos de dos meses, la temporada 2019 de F√≥rmula 1 arrancar√° en Australia. All√≠, Carlos Sainz y Lando Norris compartir√°n, cada uno con su experiencia, el mismo coche. Desde ese momento, la persona que ha escrito estas l√≠neas vigilar√° los comentarios de los condecorados especialistas en defender lo espa√Īol.

2 pensamientos sobre “Defender lo espa√Īol

  1. Es curioso que esta defensa a ultranza sin sentido tambi√©n produzca un sentimiento contrario: en algunas ocasiones da verg√ľenza defender al espa√Īol, aunque se tenga raz√≥n. Los medios nacionales han convertido los fines de semana de carrera en su particular Gran Hermano, y a cualquier cosa le tienen que sacar jugo.

    Y luego, por otro lado, est√°n las evidentes faltas de profesionalidad y verg√ľenza que mencionas en el art√≠culo.

  2. De verdad, gran art√≠culo que desmonta mitos y destapa caretas de los “informadores”. Solamente apuntar que dichas manipulaciones de la verdad son la ant√≠tesis del periodismo, al decirle a la gente lo que quiere o√≠r se cae en la propaganda, no en la informaci√≥n.
    Por otra parte, tambi√©n llama poderosamente la atenci√≥n el fen√≥meno de fomentar el odio, y animadversi√≥n hacia otros, esto es: rajar de todo aquel que compita contra un piloto espa√Īol, bien menospreci√°ndolo (Buemi vs Alguersuari, Kabayashi vs De la Rosa), o incitando el rencor (Hamilton y Vettel cuando lucharon por mundiales) que llev√≥ a situaciones bochornosas como los abucheos al ingl√©s en el p√≥dium. Pero para mi, lo m√°s despreciable es el odio, por competir en pista o tener lances de carrera, a Grosjean, Magnussen o Stroll se los lapid√≥ por tener accidentes o choques con Alonso o Sainz

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar