El estonio de Toyota se ha convertido en el mayor rival de Sebastien Ogier en la lucha por el Mundial de Rallyes, al que sólo le quedan 83,9 kilómetros. 

Tras doce pruebas completadas, el Campeonato del Mundo de Rallyes llegaba hasta Australia para un apasionante cierre de temporada, la más disputadas de la última década y media después de que Citroën y Volkswagen dominaran con contundencia durante nueve y cuatro años; mientras que en 2017 Ford terminó imponiendo su ley. Una lucha en la que Ott Tanak llegaba como el peor situado frente a Ogier y Neuville, pero el estonio está demostrando que hasta la meta todo es posible y a falta de una sola jornada cuenta con amplias opciones. Mientras que el dominio de Toyota en Australia les acerca a su cuarto título.

Con un total de 23 puntos de diferencia con Sebastien Ogier y de 20 con Thierry Neuville, las apuestas estaban en contra de Ott Tanak antes del Rally de Australia pero los Toyota Yaris WRC se están mostrando muy competitivos. Después de que Citroën liderara la primera jornada, el equipo de Tommi Makinen se alzó con las primeras posiciones durante los tramos del sábado y a falta de sólo seis especiales para que concluya la prueba y la temporada, el estonio se encuentra al frente con Latvala y Paddon cerrando las posiciones de preferencia y con su máximo rivales lejos de la cabeza, Ogier es sexto y Neuville octavo.

De terminar el rallye con estas posiciones, la distancia de Tanak con el francés se estaría viendo reducida a sólo seis puntos y se situaría segundo con un punto sobre Neuville. Pero el piloto de Toyota aún cuenta con la baza de la última etapa, en la que además podrá sumar algunos puntos extra en el Power Stage. Aunque por el momento no depende de sí mismo y tendrá que esperar un error de Ogier, que aún cuenta con Elfyn Evans como escudero, y esperar que Esapekka Lappi, quinto clasificado, sepa mantener la presión en la que será su última prueba con la marca nipona. Así se encontraría el Mundial con las posiciones actuales en Australia:

 

Con esta situación, Ott Tanak necesitaría que Sebastien Ogier perdiera al menos una posición, con lo que perdería dos puntos, y hacerse con el mejor tiempo o el segundo mejor en la segunda pasada por Wedding Bells18, el Power Stage. Ya que al estonio le valdría empatar a puntos siempre que consiga la victoria, ya que ambos cuentan con cuatro victorias esta temporada y el triunfo en Australia le serviría para desempatar. Sin duda serán los segundos pilotos y el último tramo del campeonato quienes decidirán quien se lleva la tan ansiada corona, la segunda bajo la actual reglamentación.

Mientras que en el caso del Campeonato de Marcas, Toyota lo tiene muy encarrilado. La firma japonesa contaba con una ventaja de doce puntos antes de esta prueba y, con el doblete que estarían consiguiendo Tanak y Latvala, cerraría la temporada con 374 puntos mientras que Hyundai estaría alcanzando los 338, Ford 320 y Citroën 229. Puntuaciones que se darían si se mantienen las posiciones de los diez primeros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar