El Rally de Australia enfrentará a Ogier y Neuville por el título de pilotos y a Toyota, Hyundai y Ford por el de marcas, con uno de los finales más apretados de la historia.

 

"¡Victoria de Sebastien Ogier en MonteCarlo! El campeón empieza el 2018 liderando", han pasado once meses desde que abrimos la temporada con este titular y, después de doce pruebas, el Campeonato del Mundo de Rallyes aún tiene todo por decidir. Australia cerrará un año de carreras y a diferencia de las últimas temporadas, esta última prueba será la que determine quien se lleva el título de pilotos y de marcas, para los cuales Sebastien Ogier, Thierry, Ott Tanak, Toyota, Hyundai y Ford son los candidatos. Mientras que Citroën, un año más, tendrá que esperar para regresar a lo más alto.

Ogier y Neuville favoritos en 2018

Desde principio de la temporada, todas las miradas han estado puestas sobre los lideres de Ford y Hyundai, aunque el arranque de temporada en MonteCarlo ya dejó ver que el campeón seguía imbatible en casa. Sebastien Ogier se apuntaba el primer tanto y se situaba al frente de la clasificación, aunque con la llegada de ños nevados bosques de Suecia la situación daba la vuelta y allí era Neuville quien marcaba el ritmo y le arrebataba la primera plaza, tanto en el rallye como en el Mundial. Todo ello mientras que Ott Tanak, sin hacer mucho ruido, poco a poco se iba acoplando al Toyota Yaris WRC, logrando una meritoria segunda posición en su debut con la marca japonesa.

La tierra de México devolvió a Sebastien Ogier al frente del campeonato con una nueva victoria y en Francia, a pesar del regreso de Sebastien Loeb, el piloto de Ford no fallaba y estiraba su ventaja en el campeonato casi hasta la veintena de puntos sobre Thierry Neuville, que en el Tour de Corse no podía con un Tanak que mostró el buen ritmo del Yaris sobre el asfalto. Y es que el estonio empezaba a despuntar y, tras un periodo de adaptación, conseguía su primera victoria con la estructura de Makinen en el Rally de Argentina, metiéndose en la pelea por el liderato al situarse a 18 puntos de Neuville antes del regreso del certamen a Europa.

En Portugal, Sebastien Ogier mostró su primer síntoma de flaqueza y abandonaba por primera vez desde Finlandia 2017, un cero que el belga de Hyundai aprovechaba para conseguir la victoria y volver al frente del campeonato; entrando en una racha ganadora que en Italia le volvería a llevar a lo más alto del podio. Aunque poco duraron las alas de Neuville y en Finlandia era Ott Tanak, en casa del equipo, quien se llevaría el gato al agua por delante de Ogier y de Latvala; mientras que el líder a duras penas lograba entrar en el top ten. Aunque conseguía mantener la primera plaza con 21 puntos sobre el piloto de M-Sport Ford.

Y es que si Tanak se iba a las vacaciones del verano enchufado, la "vuelta al cole" no podía haber sido mejor y el estonio se puntaba dos nuevas victorias en Alemania y en el regreso de Turquía al campeonato, lo que además suponía un auténtico desastre para sus rivales con la décima posición de Ogier y la décimo sexta de Neuville. Mientras que en Gran Bretaña era el francés quien triunfaba en la casa de M-Sport y en España la vuelta de Loeb se saldaba con la primera victoria de la temporada para Citroën Racing, en sequía desde la última visita del campeonato a las pistas y carreteras catalanas.

Unos resultados que permiten a Sebastien Ogier llegar al Rally de Australia con sólo un punto de ventaja sobre Thierry Neuville, que contará con la ventaja de que su máximo rival será quien abrirá la pista. Aún así, el belga está obligado a salir al ataque si quiere llevarse la carrera, ya que el francés se conoce a la perfección esta prueba y es uno de los más laureados en los caminos australianos, sumando tres victorias. Por su parte, Ott Tanak es quien más complicado lo tiene y deberá esperar el abandono de sus rivales, ya que llega a esta última prueba con 23 puntos de desventaja, difícil pero no imposible.

Sin una marca dominante y sin Citroën en la lucha

Si el Campeonato de Pilotos llega apretado a Australia, el de Constructores no es para menos. Los buenos resultados de Ogier, Neuville y Tanak, además de un gran trabajo de sus compañeros de equipo, especialmente los del estonio, tres marcas se jugarán el cobre en Australia. Y al igual que en el de pilotos, Citroën a poco podrás aspirar en la tierra de los canguros.

Toyota se encuentra al frente gracias a las cuatro victorias de Ott Tanak, los podios conseguidos en MonteCarlo y Francia y otras siete visitas de Esapekka Lappi y Jari-Matti Latvala a las posiciones de preferencia. Resultados que les permiten sumar 331 puntos y contar con 12 de ventaja sobre el segundo clasificado. Una posición de plata que ocupa Hyundai con 319 puntos a pesar de que sólo Thierry Neuville ha tenido un año destacado y que Dani Sordo, su segunda mejor piloto, tan sólo ha disputado la mitad de la temporada. Mientras que terceros, tras una temporada de más a menos, se encuentra la alianza entre M-Sport y Ford, con sólo 13 puntos de diferencia sobre la marca coreana; siendo Citroën cuarto con poco más de 200 puntos.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.

Holler Box