La presencia de la F1 en el mítico circuito de Monza vuelve a tener un futuro incierto estando en el centro de las disputas políticas y deportivas. Aunque existe contrato firmado hasta el año 2019 (negociado durante el mandato de Ecclestone), que el templo de la velocidad siga albergando la Fórmula 1 a partir de ese momento depende de las limitaciones de la legislación estatal y de las negociaciones con Liberty Media.

El presidente del ACI (Automobile Club d’Italia) Angelo Sticchi Damiani ha hablado sobre el porvenir del Gran Premio de Italia en el circuito de Monza aprovechando la cita con la entrega de premios de automovilismo 2017. El actual contrato asegura la presencia en el calendario del GP tricolor hasta el año 2019, pero a partir de ahí no hay nada seguro. La incertidumbre viene de dos vertientes:

Por un lado, el actual contrato que entró en vigor durante el mandato de Ecclestone y que garantiza el GP hasta 2019, por lo que las negociaciones de renovación con Liberty Media deberían cerrarse lo antes posible.

Por otro, el conflicto con la Ley de Presupuestos de 2018 en Italia. Se rechazó la modificación que se propuso y que permitiría al ACI (propietario del 75% de la empresa organizadora del GP) tener autonomía para la gestión del autódromo de Monza y la no intervención del Estado. Han caído así dentro de las estrictas limitaciones de los organismos estatales. Una pequeña corrección en la ley sería suficiente, pero Sticchi se queja de que los políticos están demasiado concentrados en sus campañas electorales.

Debemos corregir la disposición, porque no le costamos nada al Estado y no le pedimos nada, pero por lo menos que no nos ponga obstáculos”, decía el presidente del ACI. “Trataremos de mantener el Gran Premio de Monza hasta que tengamos oportunidad, continuaremos esta aventura si mantenemos las mismas condiciones. El ACI no puede verse debilitado por una reducción en su presupuesto y en las leyes de estabilidad que nos afectan”. El ACI no solo apoya a la F1, sino a todo el mundo del automovilismo italiano, con lo que se ve afectado de forma múltiple por las nuevas reglas y límites impuestos. El presidente Sticchi lanzaba así una voz de alarma, advirtiendo de que “el ACI y sus presupuestos no se tocan. Utilizaremos nuestros fondos para mantener nuestros compromisos si las condiciones permanecen, pero sin el apoyo adecuado no será posible”.

El presidente del ACI también admite la necesidad de inversiones de cara al centenario del circuito, además de la falta de acuerdo entre Liberty Media y Rai: “Para organizar el GP, Monza también necesitará recursos de cara a los trabajos de restauración que serán necesarios, puesto que este magnífico circuito cumplirá 100 años en 2022. Con Liberty Media estamos llevando a cabo una negociación difícil: para ellos es complicado (han realizado una inversión enorme en la F1), nosotros tenemos costes muy altos y los equipos también tienen que llegar a final de mes. Ni siquiera nos ayuda con el problema con Rai, ya que el Campeonato Mundial de F1 se retransmitirá en Sky, una plataforma de pago”.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.

Holler Box