Carlos Sainz y Lucas Cruz han cerrado la etapa de Peugeot Sport en el Rally Dakar con victoria en la categoría de coches, la segunda de la dupla española y la tercera consecutiva para la marca francesa. Toyota salva los muebles con el descalabre de Peugeot.

El equipo Peugeot Sport llegó a lo grande al Rally Dakar, realizando una fuerte apuesta desde el primer año y evolucionando año tras año, y se va a lo grande, con la tercera victoria consecutiva. Carlos Sainz y Lucas Cruz han demostrado que esta prueba no es un sprint y poco a poco se han ido quitando rivales para sumar su segunda victoria en esta cita. Toyota finalmente mete dos coches en el podio y Mini sufre uno de sus peores Dakares de los últimos años, los buggies no han funcionado como se esperaban.

Con un equipo totalmente renovado, incorporando los buggies y manteniendo los 4x4, el equipo X-Raid Mini se lanzó por el Dakar en su última edición contra el equipo oficial Peugeot. La formación alemana tenía muchas esperanzas puestas en sus nuevos modelos para las dunas y de los modelos de tracción total con la llegada de las pistas, pero desde el primer momento Peugeot y Toyota demostraron que habían venido a ganar, con Nasser Al-Attiyah siendo el primero en llevarse una etapa.

El catarí se mostró muy competitivo durante las primeras etapas, manteniendo una buena batalla con los pilotos de Peugeot mientras que sus compañeros, De Villiers y Ten Brinke, no podían seguirle el ritmo. Dentro de la alineación de Peugeot, los primeros en llevar etapas para la casa del león han sido Cyril Despres y Sebastien Loeb; siendo Peterhansel y Sainz los más conservadores y haciendo su carrera, situándose al frente de la general el piloto francés con la llegada de la tercera etapa. Un dominio de Mousier Dakar que se truncó cuatro etapas más tarde debido a un accidente que dañó su parte trasera y le obligó a cambiar parte de la suspensión, dejando el liderato en manos de Carlos Sainz. Problemas que también llegaron a Nasser Al-Attiyah, descolgándose de unas primeras posiciones que quedaban en manos de Peugeot.

El Matador poco a poco fue escalando puesto hasta alzarse con la primera posición, aunque no todo ha sido un camino de rosas. El piloto madrileño ha ido dejando muy buenas sensaciones en carrera, dejando con dos victorias de etapas y terminando entre los cinco primeros en ocho ocasiones, aunque en el apartado ex-deportivo se ha visto involucrado en un intento de engaño por parte del holandés Kees Koolen, que le acusó de haberle golpeado y por momentos pesó una sanción sobre la dupla Sainz y Cruz, que no se desconcentraron y siguieron adelante.

Después de despedirse del Cmapeonato del Mundo de Rallyes, con dos títulos bajo el brazo, la historia del piloto con la competición no ha cesado. Sainz desembarcó en el equipo Volkswagen Motorsport para lograr su primera victoria en el Rally Dakar en una batalla de infarto con Nasser Al-Attiyah, formó parte del desarrollo de un Volkswagen Polo R WRC que arrasó con Sebastien Ogier, tuvo una gran involución en el proyecto de Puegeot en competición y ahora cierra la etapa del equipo francés con su segundo Dakar en coches. Un título que alarga su exitosa historia en el motorsport.

Acompañando al español en el podio han temrinado Nasser Al-Attiyah y Giniel De Villiers, que han sido los grandes rivales de Peugeot y únicos supervivientes de la formación semioficial; mientras que Ten Brinke se ha visto obligado a dejar la carrera a sólo una etapa pra el final. Por su parte, el equipo X-Raid Mini se tiene que confirmar con la cuarta posición del polaco Jakub Przygonski y un Boris Garafulic que se queda a las puertas de entrar en el top ten. El primer buggie de los alemanes ha sido Mikko Hirvonen, fuera del top quince.

En lo que se refiere al resto de los españoles, gran trabajo de Isidre Esteve. El piloto catalán se marcó como objetivo regresar a la élite en la categoría de coches y así ha sido, metiéndose en la 21ª posición con un buggie creado por el equipo Sodicars. Gran labor también de la dupla formada por Óscar Fuertes y Diego Vallejo, que se ha convertido en el rookie del año en el regreso de Ssangyong España con una merecida 32ª posición. Y por último, pero no por ello menos importante, Cristina Gutiérrez logra la 38ª posición después de una recta final infernal, con múltiples problemas en su Mitsubishi y con varias jornadas sin dormir. ¡Enhorabuena a todos!

Tiempo

 Piloto

 Marca

 47h 46' 30''  C. Sainz  Peugeot
 48h 32' 48''  N. Al-Attiyah  Toyota
 49h 06' 30''  G. De Villiers  Toyota
 49h 14' 38''  S. Peterhansel  Peugeot
 50h 33' 02''  J. Przygonski  Mini
 –  –  –
 (21º) 69h 38' 10''  I. Esteve  Sodicars Racing
 (32º) 100h 11' 48''  O. Fuertes  Ssangyong
 (38º) 134h 42' 29''  C. Gutiérrez  Mitsubishi

*General en Motos*

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.

Holler Box