captura

Los problemas han aparecido para Mercedes en esta última sesión de entrenamientos libres. Y los rivales han aprovechado estos problemas para apretarles las tuercas y sembrar, si se puede, algo de dudas en el box alemán. Las alarmas saltaban cuando Lewis Hamilton informaba en los primeros compases de la sesión de que tenía problemas con su unidad de potencia, que no le entregaba toda la energía necesaria, y bajaba revoluciones para meterse en boxes y que sus mecánicos comprobasen el motor. Inmediatamente después, Nico Rosberg era llamado a boxes por precaución.

No han sido los Mercedes los únicos que han tenido problemas de fiabilidad en esta sesión. Los más afectados han sido los Toro Rosso, que prácticamente no han rodado y que está por ver que puedan disputar la clasificación. La culpa la tienen los soportes de sus neumáticos, que al parecer provocan cortes en los mismos con la consiguiente falta de seguridad. Los mecánicos han trabajado durante toda la sesión en lijar los tambores del coche de Kvyat y ahora queda por ver que la FIA de el visto bueno a estas modificaciones para que puedan correr. Además de este problema de fiabilidad, su ritmo no es muy bueno, por lo que el fin de semana será muy complicado tanto para Carlos Sainz como para Daniil Kvyat.

Otro que tuvo problemas fue Nico Hülkenberg, que no pudo salir a pista hasta el final de la sesión debido a una fuga de combustible en su unidad de potencia. Los mecánicos de Force India hicieron un gran trabajo y finalmente el alemán pudo salir al final de la sesión marcando un buen tiempo. Su compañero de equipo también lo hizo bien, por lo que parece que Force India será un rival a batir en la clasificación que se viene.

Fernando Alonso por su parte rodó pocas vueltas, aunque constantes. El español dió buenas vueltas aunque finalizó en la 10º posición debido a que no disputó los minutos finales de la sesión.

Muy acertados estuvieron los Ferrari y los Red Bull (especialmente Verstappen), que aprovecharon los problemas de Mercedes para robarle los primeros puestos de la clasificación. Vettel lideró la sesión y el holandés estuvo cerca de robarle el primer puesto. Otro que pudo robarle el primer puesto a Vettel fue Räikkonen, aunque una pasada de frenada en su mejor vuelta le quitó tal oportunidad.

En unas horas tendremos una clasificación decisiva, la última del Mundial, y parece que no será tan fácil como acostumbra para los Mercedes. Veremos si los Red Bull y los Ferrari son capaces de quitarles la pole.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.
Holler Box